Pulsa para Reservar tu Mesa
Romina-Celeste

La excarcelación de Raúl Díaz, acusado de matar, descuartizar y quemar en una barbacoa a su mujer Romina Celeste, es inminente.

El próximo lunes 16 de enero se cumplen cuatro años desde que ingresó en prisión preventiva sin que se haya celebrado el juicio y, por tanto y según dicta la ley, antes de esa fecha debe quedar en libertad. Desde la acusación particular, que llevan los abogados de Zaballos Abogados, hemos alertado en repetidas ocasiones del alto riesgo de fuga. Es cierto que la Fiscalía ha pedido a la juez de instrucción medidas cautelares, entre ellas la comparecencia diaria en los juzgados, pero se trata de medidas insipientes.

A día de hoy sigue sin haber fecha para la celebración de la vista. Queremos transmitir todo nuestro apoyo, tanto desde la Fundación Zaballos como desde el despacho, a la familia de Romina y a la asociación Todos Somos Romina.

Romina Celeste, de 29 años, fue la primera víctima de violencia de género de 2019. Su marido declaró tras ser detenido que volvió a casa la noche de Año Nuevo tras consumir drogas y la encontró muerta. Se asustó, descuartizó el cuerpo y quemó al menos una parte en la barbacoa que tenían en el jardín. Una semana después, tras las insistentes llamadas de la madre de Romina, se presentó en el cuartel de la Guardia Civil y denunció la desaparición de su mujer. Se convirtió en el principal sospechoso porque, además, 48 horas antes del crimen, Romina había acudido al hospital de Lanzarote con lesiones. El 13 de enero la Guardia Civil lo detuvo tras intervenir su teléfono. En una llamada contó a un allegado cómo se había deshecho del cadáver de Romina.

La cuestión es que, cuatro años después, el juicio no se ha celebrado y Raúl Díaz va a quedar en libertad, con el enorme riesgo de fuga que existe. Si no se ha señalado juicio ha sido por los continuos recursos de la defensa con el fin de dilatar la instrucción y agotar así el plazo de prisión preventiva. Es cierto que ha existido un acercamiento con la defensa desde octubre para llegar a una conformidad y evitar el juicio, pero ese acuerdo, con una indemnización considerable para la madre y los hijos de Romina, no ha sido posible por la nula colaboración de la Fiscalía.

Tanto desde la Fundación Zaballos como desde Zaballos Abogados, tenemos un firme compromiso con la defensa de las mujeres que sufren violencia. Tanto es así que hemos llevado este caso desde que se produjo la desaparición de Romina, de forma gratuita, para que situaciones tan terribles como esta no queden impunes.

Puedes acceder a las entrevistas de nuestra presidenta y abogada que lidera la defensa de Romina Celeste, Emilia Zaballos, aquí:

III GALA FUNDACIÓN ZABALLOS

RESERVE YA SU MESA